Recién llegado de competir en las 24 Horas de Spa como piloto oficial Nissan, el piloto de resistencia Lucas Ordóñez no lo ha dudado un segundo para ‘volar’ a bordo de un GC32 en la Copa del Rey MAPFRE. El madrileño nos cuenta su experiencia.


Han transcurrido diez años y su palmarés incluye un podio en las 24 Horas de Le Mans, pero Lucas Ordóñez todavía es conocido como el chico que ganó en 2008 la primera edición de la GT Academy, una competición de pilotaje virtual cuyo premió le permitió dar el salto a las carreras del mundo real. Desde entonces, se gana la vida compitiendo en los mejores circuitos de resistencia. El pasado fin de semana compitió al volante de un Nissan GT-R en las 24 Horas de Spa como miembro del equipo GT Sport Motul Team RJN. Tras firmar un excelente séptimo puesto, el madrileño voló a Palma. Ayer embarcó como invitado a bordo de las embarcaciones francesas Norauto y Zoulou de clase GC32. Su segunda experiencia con los catamaranes voladores.

“Ha sido igual de increíble, la velocidad que alcanzan estos aparatos es bestial, incluso con poco viento”, explicaba al regresar a tierra. Comentario significativo viniendo de alguien acostumbrado a rodar a velocidades en el entorno de los 300 km/h. Lucas realizó una sesión de entrenamientos con el “Norauto” de Franck Cammas y una prueba de velocidad con el “Zoulou” de Erik Maris, quien también conoce la experiencia de correr en Le Mans.

Tras estrenarse a bordo de un GC32 en la Copa del Rey MAPFRE de 2016, Lucas afrontaba esta segunda experiencia con los ojos bien abiertos. “Esta vez he podido fijarme en más detalles: cómo trabaja cada miembro de la tripulación en cada momento, cómo se comunica, y eso es lo que me apasiona. Tienen que estar súper coordinados, cómo tienen que hacer las maniobras, que es donde ganan o pierden respecto a sus rivales. Al final la velocidad punta es muy similar entre todos, pero la decisión de cuándo maniobrar, la coreografía a bordo, es lo que me impresiona”.

Llegaba a tierra más seco que en su primera “volada” de GC32. Nos explica por qué: “Me ha impresionado que han mejorado mucho la maniobra, que lo hacen más rápido y sin bajarse de los foils. Se ve que han perfeccionado la técnica para no meter el patín dentro del agua, así que me he mojado menos que en mi anterior experiencia. Los tripulantes son atletas; tienen que pasar de un lado al otro de la embarcación a toda mecha, sin tropezarse, pasando por encima del invitado. Hemos alcanzado creo que 25 nudos con apenas 10 de viento, que es la bomba”.

Preguntado sobre las similitudes con la competición automovilística, Ordóñez explica: “Al igual que nosotros, es trabajo en equipo, y tiene que estar todo acompasado para que salga bien. No sólo gana uno, ni el que lleva el timón ni yo al volante, gana todo el equipo. La velocidad, la fuerza lateral que generan estos barcos en el agua, en los giros de 180 grados es increíble, no te lo puedes imaginar hasta que estás a bordo. Y la aerodinámica: es tan importante en nuestros coches de carreras para tener agarre en curva, como aquí lo son la aerodinámica y la hidrodinámica con los foils; el trabajo de los ingenieros es similar y súper importante. En nuestro coche, el chasis es tubular pero todo lo demás es fibra carbono: refuerzos, aletas, frenos,... Siempre buscas la máxima ligereza dentro de la normativa, y aquí la fibra de carbono está a la orden del día”.

Respecto al ambiente de la regata, Lucas confiesa que “es más bonito que en las carreras: el mar, Palma, la bahía,... el ambientazo aquí, en el Real Club Náutico de Palma, es espectacular. Nosotros estamos más acostumbrados a oler gasolina”.

Gran resultado en Spa
El equipo de Lucas Ordóñez resolvió su participación en las 24 Horas de Spa completando 510 giros al circuito belga de Spa Francorchamps, de siete kilómetros de longitud. “Fuimos séptimos, primer equipo no alemán, lo que es muy significativo, porque los alemanes siempre van con todo el armamento para ganar esta prueba. Como piloto Nissan estoy muy contento, porque traíamos una nueva unidad, un Nissan GT-R 2018 con el que no habíamos podido hacer test de larga duración para esta carrera, y se ha comportado a la perfección. Llegamos a liderar la prueba en algún momento, pero las estrategias cambiaban la carrera en cada salida del safety car. Muy contentos por puntuar en esta carrera, donde sólo terminar ya es un éxito”. 


Contenido patrocinado por

 

MRWMRW



© RCN Palma