Los protagonistas de la segunda jornada de competición comparten sus sensaciones sobre lo que vivieron en el campo de regatas de Palma.


Stephane Neve, patrón del Paprec Recyclage en clase IRC 1:
"Tuvimos demasiado viento para la vela mayor que llevábamos hoy y eso fue bastante duro, pero tuvimos suerte en la segunda regata y pudimos aprovechar cuando dos de los otros barcos tuvieron su problema con los foques" 

Iker Martínez, táctico del Ulika en clase ClubSwan 50:
"Hoy hemos encontrado en las brisas más ligeras la velocidad que no tuvimos ayer en la brisa más fuerte. Las condiciones eran diferentes y hoy pudimos ser más agresivos en la línea de salida. Ha sido bastante extraño, esperábamos un día de brisa marina normal, pero el viento se comportó de manera extraña. Fuimos muy agresivos y empujamos muy fuerte para empezar en el pin y salir a la izquierda, realmente no esperábamos estar delante y por eso hay que disfrutar del día". 

Michele Paoletti, táctico de G Spot en clase ClubSwan 36:
"El barco es rápido, estamos maniobrando bien y, por lo general, estamos tomando buenas decisiones. En la primera regata íbamos en cabeza, pero elegimos el lado equivocado de la regata y perdimos cinco barcos inmediatamente. Fue difícil".

Javier Banderas, armador del Teatro Soho Caixabank en clase BMW ORC 2:
"Es el mismo barco con el que competimos en 2019. El primer día fue duro, pero la tripulación navega mucho en Málaga y han hecho un gran trabajo. Todas las maniobras salieron bien y el barco defiende bien. Estoy muy contento, porque de momento están saliendo las cosas bastante bien. En la primera hubo un cambio de recorrido y en la segunda un alargamiento en la boya de barlovento porque subió la intensidad, pero ha estado bastante estable. La decisión del Comité ha sido acertada".
 


Contenido patrocinado por

 

Herbalife NutritionHerbalife Nutrition



© RCN Palma